Accidentes III: Intoxicaciones

Esta semana, con esto del confinamiento, me han consultado tres amigas por ingesta de productos potencialmente peligrosos. Las intoxicaciones se producen, principalmente, por la ingesta de medicamentos y de productos de limpieza.

  • En el caso de los medicamentos, muchas veces son fármacos que han tomado en alguna ocasión (como el Apiretal o el Dalsy) y por tanto creen que es algo bueno. Se les debe explicar que sólo se deben tomar cuando están malitos o lo dice el médico. En otras ocasiones se trata de las pastillas o medicinas de otro familiar de la casa, mal almacenadas. Todas las medicinas deben estar situadas fuera de su alcance, bien bajo llave o bien a altura suficiente como para que no puedan acceder a ellas. Esto incluye las medicinas que tenemos a veces en otros lugares (bolso, mesita de noche, etc), y en casas que frecuentamos, como las de los abuelos. A veces se producen por errores de dosificación por parte del adulto a su cargo (confundir dos dosis o dos fármacos, por ejemplo).
  • Los productos de limpieza deben almacenarse también fuera de su alcance. Debemos evitar utilizar envases que no sean originales (nada de rellenar botellas de agua o refrescos con lejía o desengrasante). Un producto que no suele parecer peligroso es el detergente en cápsulas… tienen colores bonitos (verde brillante, morado), son blanditos y de tacto y olor agradable. Parece que el producto esté seguro ahí dentro… pues no, los niños pueden morderlos, romperlos y tragar algo del mismo. Así que cuidado, sobre todo si tenéis el detergente de lavadora o lavavajillas separado de lo demás pensando que no van a ir a por ellos.
  • Las mismas precauciones debemos tener en el baño y en su habitación (geles, colonias, cremas, etc).

 

En caso de ingestión de algún producto tóxico, contactar inmediatamente con el instituto nacional de toxicología, antes de tomar ninguna otra medida. Importante tener a mano la etiqueta del producto, la cantidad que ha tomado y decirles el peso y la edad.

¿Que NO debemos hacer ante una intoxicación?

  • No debes provocarle el vómito.
  • No debes darle nada de comer ni de beber (ni leche, ni agua, ni pan…)

Si el producto es tóxico, en Toxicología os dirán que vayáis al hospital. Allí seguramente el pediatra llame de nuevo a Toxicología para cerciorarse de los pasos a seguir (nos sabemos los más frecuentes, pero no todos los componentes de cada producto de limpieza, y así nos aseguramos). En la mayoría de ocasiones, si han pasado menos de 1-2 horas, le darán en urgencias un líquido negro que es carbón activado, una sustancia que se une a los tóxicos en el estómago y los inutiliza para que no puedan absorberse durante la digestión (por eso tiene que ser pronto después de haberlo tomado). Si el producto es peligroso o con una vida media (tiempo de eliminación) largo, a veces los dejamos en observación, aunque habitualmente no es necesario hacerles más pruebas.

Como siempre, lo más importante son las medidas de prevención. Una cerradura segura, ponerlos en alto y evitar descuidos son la mejor forma de evitar sustos.