Cada pieza en su lugar

Mitad agosto. Recuerdo este momento siendo pequeña en el que ya se me hacía largo el verano. Aquello que me entretenía lo hacía menos, me concentraba menos tiempo, ya no quería tanta piscina… Puede ser que a algunos de vosotros también os pasase… ¡o no! Pero, sinceramente, siempre tenía ganas de empezar a ver los nuevos libros, y estrenar agenda o libreta.

Muchos de nuestros peques que llevan desde marzo en esta misma situación, ya deben de estar que se suben por las paredes y espero sinceramente que las actividades que os proponemos os ayuden un poquito. Hoy os traigo algo sencillo. Gracias a una caja con agujeros podemos pasar muchas horas entretenidos: clasificación.

Tanto en la guardería de Daniel como en otros lugares he visto que se puede hacer, además de múltiples maneras:

¿Empezamos?

INGREDIENTES:

  • Caja
  • Cúter, tijeras
  • Colores para pintar o hacer un cartel (pinceles)
  • Cinta de carrocero para reforzar

PROCESO

  1. ¿Para qué vamos a usarlo? Tal vez ¿para clasificar pelotas por su color? ¿Piezas por su forma? ¿Prendas de ropa?. Teniendo claro el objeto debemos de recortar las piezas por su forma y tamaño en la caja. Si se dobla un poco no pasa nada, porque luego la reforzaremos con la cinta de carrocero.
  2. Pintamos alrededor de la forma. Por ejemplo, en el caso de pelotas de esta manera tiene que meter cada pelota en el agujero con el color correspondiente. Si son formas y cada forma tiene un color podemos utilizar esto también. Si es simplemente para introducir sin más, podéis hacer un dibujo genérico. Por ejemplo: una lavadora y que ahí vayan metiendo las prendas de ropa sucia para lavar.
  3. Recortamos en la parte trasera un rectángulo para poder sacar las piezas cómodamente. Si la caja no es muy grande podéis simplemente levantarla, pero hay que tener en cuenta la variable dispersión.
  4. Reforzamos las esquinas con la cinta de carrocero
  5. Disfrutar

Es algo sencillo, y que podéis personalizar con cualquier cosa y tamaño. Por ejemplo, nosotros lo hicimos para unas bolitas de fieltro pequeñas. Entonces con una caja de zapatos fue suficiente.

¿En qué se benefician nuestros pequeños?

  • PSICOMOTRICIDAD por el hecho de coger los elementos, bien grandes o pequeños e introducirlos.
  • Conocer los COLORES, FORMAS, podéis jugar diciéndolo en varios idiomas.
  • ORDEN y RESPONSABILIDAD, luego hay que dejar cada cosa en su lugar.

Ya sabéis que si ponéis en práctica cualquiera de estas opciones, etiquetadnos usando el hashtag #AnidAndoDIY para inspirar al resto de progenitores.