Los 10 usos del hipnoparto más allá del dolor.

Muchas mujeres llegan al hipnoparto por el miedo al dolor de parto. Movidas por esa corriente que “asegura” que la sensación dolorosa depende de ti, que si te focalizas sólo en lo positivo del parto el dolor no estará presente. En algunas ocasiones las mujeres que han elegido preparase con hipnoparto pueden sentirse “engañadas” porque el método de parir sin dolor, no funcionó. Y lo que es aún peor, pueden sentirse fracasadas si ellas “no consiguieron” aquello que otras narraron con tanto romanticismo aludiendo a que alcanzaron “el parto de sus sueños”.

Como instructora certificada en hipnoparto, es mi deber informar a las madres de que el hipnoparto no es un método de alivio para el dolor de parto. Y como profesional y madre que pasó por un parto intervenido, nada respetado y traumático y que gracias al hipnoparto tuvo una segunda experiencia de parto transformadora, te puedo garantizar que si te comprometes con la práctica, con el autoconocimiento y el respeto a lo que eres y deseas,  tu parto será libre de sufrimiento.

Así recordarás que el parto no trascurrió desde el inicio de las primeras contracciones hasta que te pusieron la epidural, sino desde el momento en el que empezaste a sentir que tu hija o hijo deseaba nacer, las oleadas te guiaron y viviste ese tiempo (el que sea necesario para ti), desde la calma y la confianza, habiendo decidido qué intervención elegir, qué herramienta de gestión del dolor tomar pero siempre desde la idea de que el parto no te daña.  

Si el hipnoparto no funciona eliminando el dolor, ¿Cómo funciona entonces?

El hipnoparto es el proceso por el que transformas el esquema de comportamiento aprendido sobre lo que es el parto, descubres que la capacidad de parir está en ti y te comprometes con tomar tus propias decisiones. Además el hipnoparto te da varias claves para conseguir vivir el parto que necesitas:

  1. Reduce la tensión física, el útero es uno de los órganos del cuerpo que más implicado está en el proceso de parto. Necesita oxígeno para un correcto funcionamiento, que llegará a través de la sangre. Si conseguimos no activar la respuesta de huida y supervivencia, nuestro útero funcionará más eficientemente.
  2. Reencuadra el parto desde una posición de “posible daño para la madre” a proceso fisiológico natural. El parto implica el funcionamiento conjunto de sistemas físicos y mentales. La coordinación del sistema muscular, esquelético, respiratorio junto con la modulación del comportamiento adaptado a la situación. Cuando entendemos que las señales que emite nuestro cuerpo, son interpretadas por nuestra mente y nos decimos que esas señales no son  dañinas, lo afrontamos desde una posición de activación fisiológica reducida y más eficiente, porque nuestro cuerpo no activará el sistema de defensa, por lo que nuestro cuerpo no sufre.
  3. Incluye a la pareja de parto, es necesario que la mujer se sienta acompañada. Durante el parto la mujer necesita ser vulnerable y estar aislada de lo que ocurre fuera. Incluir a la pareja en el proceso de parto, dándole un papel activo, libera a la madre de estar pendiente de que él se sienta bien y de tener que “pedir” aquello que necesita, porque el padre sabe exactamente qué esperar y qué se espera que haga.
  4. Ofrece técnicas que permite afrontar el dolor desde la calma, el dolor de parto es necesario. Activa las respuestas comportamentales y fisiológicas de la mujer, por tanto debe estar ahí. Ahora bien, si la mujer necesita controlar esa sensación tendrá herramientas tales como las hipnosis, toques calmantes, masajes, palabras clave y relajación muscular para ayudarse. De esta forma, la madre puede elegir no tomar otras alternativas como la anestesia, que bloquea sus sensación o bien optar por usarla, pero siempre desde una decisión consciente y no llevada por el descontrol.
  5. Reduce la aceptación sistemática de protocolos médicos rutinarios, el hipnoparto es un programa completo de preparación al nacimiento que implica conocer el proceso y sobre todo conocer qué quieres para el parto. De esta forma, eliges al equipo sanitario que se adapta a lo que necesitas, escuchas los consejos del personal sanitario que es referencia para ti y dejas de lado las voces de aquellos que ven el parto como un proceso médico.
  6. Te deja claro qué es lo que SÍ quieres en tu parto,  al entender cómo funciona tu mente, aprendes a comunicarte con ella desde las claves de su funcionamiento. Es importante saber qué quieres para ir a por ello. Si solo sabes lo que no quieres no te pondrás en una posición activa, sino de defensa. Te mereces disfrutar y no tener que luchar el día del parto.
  7. Se centra en la vivencia del embarazo, parto y postparto como proceso, sin tener puesta la mirada únicamente en la “meta parto”, cuando entendemos que el parto no es la meta, nos relajamos, buscamos cómo disfrutar del proceso y sabemos que no todo acaba ahí, que habrá oportunidades para ir modificando la ruta si es que fuera necesario porque lo importante no es el parto, sino cómo vivo el camino hasta él y los días posteriores.
  8. Favorece la comunicación de la pareja, hipnoparto es lenguaje, el lenguaje es comunicación. Cuando aprendemos a comunicarnos con nosotras mismas desde la calma, eso se refleja en la relación que tenemos con los demás. Especialmente con la pareja, quien también se forma en herramientas de comunicación. Esto favorece que desarrollemos la empatía y el
  9. Implementa un proceso de toma de decisiones conscientes. Durante el curso aprendemos a tomar decisiones a través de un método de decisión. De esta forma valoramos beneficios y riesgos de las intervenciones y decisiones, de esta forma  responsabiliza a la madre y al padre en la toma de decisiones desde su propia libertad.
  10. Refuerza tu autoestima. Al eliminar esquemas comportamentales aprendidos se favorece la elección de los propios esquemas de parto, encuentras que siempre tienes que mirar hacia dentro para elegir, entendiendo que la mayor parte de las veces, la respuesta está en ti.

Como ves sería un error pensar que el parto es solo dolor, te estarías perdiendo la posibilidad de vivir un proceso de crecimiento personal amplísimo y adaptado a ti. Porque recuerda te mereces un parto en calma.

BIBLIOGRAFÍA

Graves, K. (2017). The Hypnobirthing Book with Antenatal Relaxation Download: An Inspirational Guide for a Calm, Confident, Natural Birth. With Antenatal Relaxation MP3 Download. Katherine Publishing

Olza, I. (2018). Parir. Penguin Random House Grupo Editorial.

Vélez-Frías, R. C. (2016). Parir sin miedo (5.a ed.). Editorial Ob Stare.