Luz negra: usos, riesgos y seguridad.

El día de Halloween se acerca y con él los disfraces terroríficos. Un buen accesorio para estos días, tanto para actividades como para los disfraces, es la luz negra, que es genial como recurso educativo y de estimulación, sola o combinada con la mesa de luz (hasta el punto de que existen mesas de luz que incluyen la opción de luz negra).

El caso es que a mí siempre me ha suscitado respeto, por el riesgo potencial que conlleva usar luz ultravioleta. Al fin y al cabo, cualquiera que haya ido al dentista a empastarse un diente o ponerse brackets habrá oído lo de “cierra los ojos que esto es luz ultravioleta”, o bien los rayos de sol y la necesidad de ponernos crema, o si habéis ido a centros de bronceado.

Pero ¿es realmente peligroso? Y si no es inocuo, ¿podemos usar este recurso minimizando el riesgo?

 

La radiación ultravioleta se divide en A, B y C.

  • Los rayos UV-A (longitud de onda 315-400 nm) y UV-B (longitud de onda 280-315 nm) son los que emite el sol, y son de los que nos cuidamos cuando nos ponemos crema solar. De forma artificial los encontramos en lámparas de bronceado, lámparas germicidas (para esterilizar material sanitario, o en el dentista para disminuir la cantidad de bacterias en una determinada zona como caries o elementos externos como la ortodoncia). Además, encontramos los rayos UV-A en las lámparas de luz negra habitualmente usadas en los recursos sensoriales que comentamos.
  • Los rayos UV-C (longitud de onda 100-280 nm) apenas se encuentran naturalmente presentes en nuestra atmósfera, si bien son los más peligrosos, y sí que se pueden encontrar de forma artificial. De hecho, ahora se han “puesto de moda” como medio de desinfección para el coronavirus, aunque no pueden usarse sobre personas y, de hecho, su eficacia está en entredicho.

 

¿Qué problemas puede producir la radiación UV?

En general la radiación UV se absorbe a poca profundidad, pero por ese motivo los efectos se observan en los ojos y la piel, produciendo, a corto plazo, envejecimiento de la piel y opacidad del cristalino (cataratas) y a largo modificación de los genes de las células, con el consiguiente riesgo de cáncer. Exactamente igual que los rayos de sol, vaya (aprovecho para recordaros la importancia de la crema solar incluso en invierno).

Los ojos de los niños o de las personas que no tengan cristalino (por intervenidas de cataratas o tras luxaciones de cristalino) son especialmente sensibles a los rayos ultravioleta, ya que los adultos tenemos cierta opacidad del cristalino que frena esta radiación, pero los niños no. Si no hay cristalino o este es transparente, los rayos podrán atravesar el ojo, pudiendo dañar la retina.

 

¿Qué medidas de seguridad debemos cumplir?

  • Tiempo de exposición: aunque en teoría con los rayos UV-A no debería haber problema, creo que lo razonable es hacer tandas de corta duración, alternando momentos de uso de la lámpara con otros de otra actividad con luz natural o normal. Cuidado también con el riesgo de quemadura directa, ya que la luz negra eleva la temperatura de la fuente.
  • No exposición ocular directa (no mirar directamente a la fuente de luz).
  • Que sea una lámpara certificada. Evitemos marcas que no lleven un etiquetado adecuado, y cuidado al comprar por internet. Fijaos que especifique el tipo de radiación que emite (que sea UV-A y, bajo ningún concepto, sea UV-C). Para averiguar qué tipo de radiación es, podéis fijaros en la frecuencia de la longitud de onda (que os he puesto más arriba).
  • Si es posible, usar telas densas para proteger la piel. Si por lo que sea el uso va a ser prolongado (uso profesional) deberá llevarse un equipo adecuado (pantalla de protección facial/ocular o gafas adecuadas, así como ropa de protección adecuada).

 

Y para no quedar como una aguafiestas, os confieso que voy a poner en práctica esta técnica, porque con un poco de sentido común no es tan peligroso como yo pensaba. Y os dejo un muy interesante artículo que he encontrado mientras me documentaba para esta entrada, con propuestas y artículos relativamente cotidianos que pueden usarse como recursos con la luz negra: https://poetisainsomne.com/maternidad/jugando-con-luz-negra/

¡Disfrutad!

 

Foto: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/fondo’>Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es</a>