Paseo por la Vía Verde del Mar (Oropesa – Benicàssim)

Hoy estrenamos las entradas sobre excursiones en el blog. Os queremos proponer ideas de lugares para pasar un día con l@s peques fuera de casa y en la naturaleza, ya que tiene muchos beneficios, no sólo para ellos, sino también para los más adultos.

Esta primera entrada la queremos dedicar a una ruta que hicimos hace pocas semanas y que nos encantó. Se trata de la Vía Verde del  Mar que va desde Oropesa a Benicàssim (Castellón) o al revés.

Nos encontramos con un precioso y sencillo recorrido que se puede realizar tanto caminando como en bicicleta. Apenas hay desnivel, a excepción de la primera rampa y de la última, ello permite que sea ideal para hacerlo en familia, con l@s peques, en bici e incluso se puede ir con carritos de bebé y con los perretes.

Fuente propia.

Nosotros hicimos el recorrido en bici y comenzamos en Oropesa hasta más allá del final de la Vía Verde en Benicàssim. El trayecto ida y vuelta  son unos 11km aproximadamente, aunque nosotros hicimos 16km. No es necesario hacerla entera, sino que os podéis acoplar al aguante de vuestr@s niñ@s.

Como curiosidad, y para aquell@s que no lo sepáis, la Vía Verde del Mar se realizó aprovechando un antiguo tramo del trazado ferroviario que había entre Valencia y Barcelona.

Hay que tener cuidado con los más peques y circular por donde se indica, es decir, por la parte donde van los peatones, pues aunque la Vía Verde es muy ancha, los ciclistas tienen su espacio.

Nosotros aparcamos el coche en este parking que os mostramos en la foto (aquí tenéis las coordenadas 40.0837731, 0.1363799) y desde ahí iniciamos el recorrido pasando primero por un túnel y a la derecha ya veréis la señalización de la Vía Verde.

Fuente: Google Maps

Es un paseo que discurre pegado al mar pudiendo disfrutar de la brisa marina, del sol y del espectacular paisaje. Va discurriendo por diferentes calas a las que puedes bajar. Hay varias áreas recreativas con mesas y bancos para poder recuperar fuerzas comiendo algo y también cuenta con un gran paso a través de un túnel.

Fuente propia.

Además de pasar un día en familia y al aire libre, los beneficios que la naturaleza aporta a l@s niñ@s son varios:

– Desde un simple segundo, en el que fijan la atención en algo que han visto, que han oído, un gesto, una forma, un olor, un insecto, algo que han percibido…

– Hasta favorecer la capacidad de observación, investigación, experimentación y manipulación, idóneos para favorecer el aprendizaje y disfrutar de los buenos momentos.

– Fomenta la exploración sensorial, el enriquecimiento y control del movimiento, la mejora del autocontrol y la capacidad de enfocar la atención.

– Es una manera estupenda para aprender a valorar y a conservar la naturaleza desde una edad temprana y a disfrutar en ella y de ella respetándola.

La visita vale mucho la pena. ¿Te animas a hacer este paseo? ¿Qué otros lugares nos propones para pasar el día en la naturaleza con l@s peques? Adelante, no dudes en escribirnos por aquí o por nuestras redes sociales. ¡Os leemos!

Fuente propia.