La escritura como herramienta terapéutica en hipnoparto

Hipnoparto es lenguaje. El lenguaje no es solo verbal, sino que podemos comunicarnos a través de nuestras acciones, lo que decimos e incluso lo que no decimos.

En ocasiones me he encontrado con mujeres que sienten temor a expresarse, sienten que si dicen algo, esto se convertirá en realidad. Sienten que si dicen algo “desagradable” sobre su embarazo su bebé podrá sentir también esa supuesta negatividad y con ello causarle algún daño.

Pero recuerda, “Porque digas algo, lo pienses o lo sientas no significa que sea REAL”.

Hipnoparto es también aceptación. Como te decía, aceptar que lo que pensamos no implica certeza, te libera.

Uniendo estas dos ideas te traigo hoy una propuesta de trabajo. La escritura terapéutica.

Algo que recomiendo en mis cursos es trabajar la verbalización de los pensamientos a través de la escritura.

¿Cómo puedes ayudarte de la escritura para verbalizar tus emociones durante el embarazo? Puedes utilizar:

  • Cartas, escribe una carta a tu bebé, explícale lo que estás sintiendo en ese momento, qué emociones son las que afloran y qué miedos surgen en esta nueva situación. Estas cartas pueden quedar para ti o incluso podría ser un regalo para tu hijo o hija cuando él o ella sean madre o padre en un futuro, ¿no te parece preciosa esta idea?
  • Frases o mensajes, ya que lo que nos decimos, nuestro cerebro se lo cree, ¿Qué tal si utilizas la idea de escribir aquello que deseas conseguir? Haz una lista de lo que no quieres, de tus miedos, de lo que te incomoda y ahora traduce a algo positivo que pudiera darte esta emoción. Utilizo este ejemplo siempre (el parto es doloroso), puedes cambiarlo por EL PARTO ES PODEROSO, no es lo mismo, ¿verdad? También puedes escribir mensajes introducirlos en un botecito de cristal y acudir a ello cuando necesites fuerza.
  • Diarios, este es mi favorito. Un cuaderno, libreta en tu mesilla de noche y escribe, agradece, expresa, suelta aquello que está en tu mente antes de ir a dormir.

Te garantizo que cuando dentro de unos años revises estos escritos disfrutarás viendo la evolución que tú has vivido, porque la vida, nos cambia SIEMPRE y la maternidad también lo hará.

Si este ejercicio de escritura sientes que no es para ti, existen otras formas de expresión de pensamientos, como es el dibujo, la pintura, la cerámica, costura, fotografía… recuerda que la idea es verbalizar tu emoción a través de la creación física y generar algo bello.

Para potenciar este trabajo, tienes disponible en nuestro canal  de YouTube una relajación para PARAR, te recomiendo que la escuches y después hagas este trabajo. Verás como día a día te llenas de calma y felicidad al tener control sobre lo que haces, con lo que piensas.

Un abrazo.

Nazaret

REFERENCIAS

Bruder, M. (2004). Implicancias del cuento terapéutico en el bienestar psicológico en mujeres y sus correlatos. Psic: revista da Vetor Editora5(2), 14-21. http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1676-73142004000200003

Gual, M. E. (2014). Carmen Martín Gaite: la escritura terapéutica. Revista de literatura76(152), 575-603. http://revistadeliteratura.revistas.csic.es/index.php/revistadeliteratura/article/view/349

Kohan, S. A. (2013). La escritura terapéutica. Alba Editorial.