Receta de spaghetti con brócoli

Nuestra maravillosa pasta “a la Amparito”.

Hace casi 2 años, un viernes, tenía una clase a las 15:30 y el tiempo justo para hacer la comida y que comiésemos la nena y yo. No sabía qué hacer y no había descongelado nada. Así que miré la nevera y vi unos tallarines de pasta fresca, un brócoli, queso… y dije… ¡vamos a ver qué sale!

Y salió esta receta:

  • Tallarines/spaghetti /fetuccini… para 2 personas.
  • Medio ramillete de brócoli (unos 200 gr).
  • 1 (o 2, si os gustan mucho) latas de atún en aceite de oliva.
  • Queso rallado o en escamas (nosotras usamos parmesano o semicurado, y lo rallamos juntas).
  • Opcional: 4 barritas de surimi, unas colitas de gamba previamente sofritas, un huevo duro…
  • ¡E incluso salsa de tomate!

Pasos:

Hervimos el brócoli. Según el grado de interés por esta verdura, se puede picar más (no se nota tanto) o dejar a trocitos más grandes.

  • Usamos la misma agua para hervir la pasta según las recomendaciones del fabricante.
  • Lo vertemos todo en un bol y lo mezclamos con el resto de ingredientes.
  • ¡A comer!

Por supuesto, se puede consumir más tarde, y congelar. Es una receta fácil y que, hasta ahora, ha gustado a todos mis invitados, incluso lo han introducido en sus menús.

¿Os animáis a probarlos y nos decís qué os parece?