Abuelos y crianza respetuosa

Puede ser muy difícil para un abuelo o abuela o un cuidador hacer las cosas de forma diferente a como suelen hacerlas. En ocasiones les costará evitar hacerlo como suelen, incluso cuando entiendan tu punto de vista, y en otras no entenderán por qué deben cambiarlo, si tú has salido tan bien. Lo que es importante es que respeten tu forma de criar y los valores que deseas inculcar en tus hij@s.

A la hora de plantearnos qué hacer, es importante hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Qué principios son básicos en la crianza de mi hij@?
  • ¿Cuánto tiempo pasa esa persona con mi hij@?
  • ¿Qué batallas es mejor que pelee y cuáles es mejor que deje pasar?

Si el tiempo que pasan con ellos es escaso y muy puntual, quizás es mejor dejarles que disfruten de su compañía mutua, que se diviertan. El referente principal sigues siendo tú. Sin embargo, si la relación es más periódica, se ven varias veces por semana y sin estar tú, su forma de tratarlos, de orientarlos, sí que debe importarte y puede ser importante que conozcan esos principios básicos de la crianza que deseas para él o ella.

Decide qué temas son más importantes para ti: que no fuercen sus movimientos, que no le muestren pantallas o cómo le hablan a la hora de establecer límites o alentarle. Piensa que mucha información puede ser demasiado, así que igual es mejor centrarse en un tema cada cierto tiempo.

Estas ideas pueden ayudarte a sacar un tema y hablar de ello:

  • En vez de hablarle con voz infantil cuéntale lo que estás haciendo de forma cariñosa.
  • En vez de ponerle en un balancín o columpio deja al bebé en una superficie blanda y suave donde pueda moverse como desee.
  • En vez de darle de comer con una cuchara dale la cuchara o prepara la comida de forma que pueda cogerla sol@ y llevársela a la boca.
  • En vez de forzarle a que coma una cantidad que tú piensas que es buena déjale que decida cuándo está saciado (dicen que tú eliges qué come y él/ella elige cuánto).
  • En vez de comprarle un juguete de plástico con muchas luces y sonidos regálale juguetes hechos con materiales naturales y sostenibles.
  • En vez de ayudarle inmediatamente cuando intenta hacer algo muéstrale cómo hacerlo o facilítale un poco el camino para que termine consiguiéndolo.
  • En vez de decir “muy bien” dale las gracias o valora su esfuerzo para conseguir lo que se proponía.
  • En vez de darle una pantalla como distracción ofrécele algo al aire libre, un libro o un juego.
  • En vez de decir “no” continuamente para marcar los límites explícale las razones y dale otras alternativas seguras.

Si veis que son receptivos al tema, igual es interesante que lean algún libro (El pequeño Montessori en casa), lean algún blog sobre el tema (Crianza respetuosa y límites, ¿cómo lo hago?, Evitemos el “no” parte 1 y parte 2, Qué hace que una disciplina sea efectiva) o vean algún vídeo (El niño que se porta mal es un niño desalentado o Cómo alentar al niño).

Para terminar, ¿qué cosas maravillosas pueden hacer los abuelos con sus nietos?

  • Compartir sus intereses o cosas que les gusta hacer: tocar un instrumento, hacer alguna manualidad, jugar a un deporte…
  • Explorar: dar una vuelta por la calle o el campo sin prisas, pidiéndole al o la peque que le cuente todo lo que ve y hablar de ello.
  • Si quiere hacerle un regalo, que le regale su tiempo: unas entradas para visitar el zoo, un libro para leerlo juntos en el sofá, un juego de mesa para cuando le cuide una tarde/noche, un plan para que sus padres hagan mientras el o la peque se queda con él/ella…

Porque… ¿quién no recuerda a su abuel@ como una de las personas más importantes de su vida?