Cumpleaños seguro (II): Decoración

Finalmente, hoy vamos a estudiar el tema de la decoración. A todos nos gustan los globos peeero… reconozco que soy una madrepediatra pesada con ese tema: si hay niños menores de 5 años, cuidado con los globos.

Los globos son peligrosos porque:

  • Si no saben hincharlos y aspiran en lugar de soplar, pueden atragantarse.
  • Si se rompen y se lo meten en la boca, pueden atragantarse. Es frecuente que se pinchen y a veces hasta los muerden, les explota en la boca, lloran, cogen aire del susto…
  • Si están deshinchados y se lo meten en la boca, pueden atragantarse. Tienen colores bonitos, así que les llaman la atención aun deshinchados.

Pero yo NECESITO poner globos. ¿Qué puedo hacer?

  • Replantéatelo: hay mil formas de decorar un cumpleaños sin globos: guirnaldas, pompones, flores…
  • Ponerlos altos, muy altos. Aun así, hay riesgo de que se pinchen, así que ojo.
  • Elegir globos que no son de goma, que no se estiran. Son más difíciles de pinchar y de que exploten, y también es más difícil que se separen trozos del globo, así que hay menos riesgo de aspiración. Además, suelen ser difíciles de hinchar hasta para un adulto, son grandes… es más difícil atragantarse.

Al respecto de las guirnaldas y la forma de atar la decoración en general: cuidado con las cuerdas. Habitualmente son largas, si se desenrollan, se desatan o simplemente se quedan a su alcance y se las ponen al cuello, y se les enreda o engancha, pueden también asfixiarle.

A veces consiguen cosas que desconocemos que sabían hacer, ¡así que siempre un ojo atento!

Y vosotr@s, ¿ponéis globos?