Espasmo del sollozo

“¡Socorro, mi bebé se ha desmayado!”

¿Alguna vez os ha pasado que estabais en la calle, vuestr@ hij@ de 2 o 3 años se ha cogido un disgusto brutal por una rabieta o por una caída, y de repente se ha quedado sin respirar, pálido y como desmayado? ¿No? Estupendo, pero tomad nota de esto porque si os pasa os habrá venido bien saber que no es grave.

A mí me ha pasado esta semana con mi hija, y si aun sabiendo lo que es te pones un poco nerviosa, no me quiero imaginar el grado de agobio que le tiene que dar a una familia que no sabe nada de pediatría. Así que vamos al grano.

¿Qué es?

El espasmo del sollozo es una parada en la respiración, de unos pocos segundos de duración, involuntaria y de recuperación espontánea. Hay gente que le llama “encanamiento”, al menos aquí en Valencia, pero para mí el encanamiento no es exactamente un espasmo del sollozo, aunque se parece.

¿Cómo se expresa?

Hay dos tipos:

  • Espasmo del sollozo cianótico: se ponen azules y suele ocurrir después de una rabieta.
  • Espasmo del sollozo pálido: se quedan blancos y pierden el tono muscular, es decir, se quedan blanditos. Suele ser después de un episodio de dolor o miedo.

¿Qué hay que hacer?

Nada, solo mantener la calma y evitar zarandearle, podemos hacerle daño. Cuando se recupere: atender a lo que lo ha originado, bien sea susto, dolor o incapacidad para gestionar aquello que ha producido la rabieta. Los niños no son conscientes del episodio, así que no van a asustarse por haberlo tenido.

¿Y si no respira?

Hagamos algo o no, respirará. Es extremadamente raro que no lo haga, pero si no recupera la respiración o su color normal en 1 minuto, hay que llamar a urgencias e iniciar las maniobras de resucitación. Por cierto, tenemos un curso de primeros auxilios online en el que enseñamos a hacer este tipo de maniobras.

¿Le soplo?

Puedes soplarle, pero no va a hacer que se recupere antes.

¿Se puede prevenir, tiene tratamiento?

No tiene tratamiento, y dado que no deja secuelas ni es peligroso, no es necesario. Más que prevenirlo, podemos anticiparnos a ellos, tratando de atajar la rabieta cuando la veamos venir, no dándoles sustos si eso es un detonante. Si ocurre, simplemente debemos mantener la calma.

¿Hay que hacerle pruebas?

De entrada no, pero si tenéis dudas porque son muy frecuentes, podéis comentarlo con su pediatra.

¿Cuándo desaparecerán?

Normalmente antes de los 6-8 años. El pico máximo es a los 2 años (coincidiendo con las rabietas, ya que son un detonante).

Para evitar las rabietas, ¿debo darle todo lo que me pida?

Ni por asomo. Aunque tenga espasmos del sollozo, las rabietas se deben gestionar exactamente igual que siempre. También impartimos cursos sobre rabietas para aprender a gestionarlas.

 

¿Te ha pasado? ¿Te queda alguna duda?