MÓVILES MONTESSORI

Con la llegada de un nuevo miembro a la familia, la ilusión se dispara: queremos arreglar su habitación, su ropa, maletas, carro… Pero… ¿tiramos por lo bonito e instagrameable (aquello que hemos visto en la cuenta de la última influencer) o buscamos algo que le ayude a desarrollarse? Un ejemplo claro son los móviles para la cuna de inspiración Montessori.

Cuando en la familia comentas el embarazo, lo primero que te llueven son millones de peluches y, por supuesto móviles para la cuna. Además hay para todos los gustos, desde los estándar con animales, como Frikis con escobas voladoras o pequeños Yoda volando…

Los móviles de inspiración Montessori son ideales para apoyar el desarrollo visual al pequeñ@, le proporcionan un punto en el cual focalizar su mirada, y al cabo del tiempo sus ganas de ir explorando el mundo.

Estos móviles son cuatro, y se van presentando uno tras otro a medida que el pequeñ@ lo necesite. Se pueden comprar hechos o hacerlos tú mismo, son bien sencillos. ¿te apuntas?

MÓVIL MUNARI (desde la segunda semana a la 5-6 semanas)

Hecho en blanco y negro, como primera fase de visión. Aquí necesitaremos:

MATERIALES:

PROCESO:

  1. Imprime la plantilla. Recorta todas las figuras y empaéjalas por forma. Puedes pegarlas directamente una contra la otra o pegarlas con una cartulina en medio para que sea más rígido. También puedes imprimirlo directamente en cartulina o papel un poco más grueso de lo normal.
  2. Cogiendo los palos, vas a colgar las cuatro piezas en los cuatro extremos. Empieza por uno de los dos palos y pon las dos piezas de líneas rectas. En el otro pondrás los de líneas curvas. La longitud del hilo dependerá de vuestra cuna y de vuestro brazo/móvil, así que lo único que debes tener en cuenta es que la pieza que quede más cercana a los ojos de tu bebé deberá estar a unos 30cm de los mismos.
  3. Lo ideal es cruzar los palos en el aire, en forma de cruz. De esta forma, unas de las figuras se quedarán un poco más altas que las otras.

MÓVIL OCTAEDROS (a partir de las 5-6 semanas)

 

Son figuras con los colores primarios, aquellos que el bebe empieza a percibir.

MATERIALES:

  • Plantilla.
  • Cartulinas metalizadas en color cyan, amarillo y magenta
  • Tijeras y pegamento.
  • Cuerda.
  • Un palo.

PROCESO:

  1. Imprime la plantilla, recorta el octaedro y dibuja el patrón en las cartulinas metalizadas. Recorta este papel metalizado siguiendo el patrón que has dibujado y dale volumen a la forma pegando las solapas. Refuerza con celo todo lo necesario.
  2. Coge el palo y cuelga de él tres trozos de cuerda o hilo de pescar, de diferentes longitudes: en el medio la más larga, donde irá el octaedro azul cyan (el más difícil de ver para el bebé), el siguiente más largo a uno de los extremos será del que cuelgue el rojo magenta y finalmente el más corto, en el otro extremo, sostendrá el octaedro amarillo (el más sencillo de ver).
  3. Recuerda que el que queda más cercano al bebé deberá estar a unos 30cm de sus ojos.

MÓVIL GOBBI (Desde las 8 semanas a los 4 meses)

Ampliando los colores que percibe el bebé se puede jugar con las gamas cromáticas, eligiendo colores y variando su intensidad. Se suelen poner cinco bolas del color más claro al más oscuro en un único palo.

MATERIALES:

  • 5 bolas de corcho.
  • Hilos de colores variando la intensidad (5 por color) o pintura de un color y pintura blanca.
  • Tijeras.
  • Palo para colgar.

PROCESO:

  1. Elige un color que te guste. Nosotros elegimos el color verde porque es un color que no ha visto con los octaedros. La idea es forrar o pintar cada bola con un grado del mismo color.
  2. Se coge el palo y a la hora de colgar las bolas debes colgarlas de manera ascendente: la bola más cercana a sus ojos será la bola de color más oscuro, y la más alejada la más clara.
  3. El último paso es colgar el palo en vuestro palo móvil, comprobando la distancia desde la bola más cercana a los ojos del peque (30cm).

MÓVIL BAILARINES (desde los tres meses y medio o cuatro)

Con este móvil fomentamos la agilidad visual, es decir que el bebé siga con la vista el móvil. Además, empieza a ver las consecuencias de sus actos cuando el móvil se mueve al mover él o ella los brazos. Aquí el material puede ser más variado, en colores o formato, eligiendo papeles brillantes o con detalles que pueda ayudar al pequeñ@. El móvil clásico se haría bicolor (rojo y azul).

MATERIALES:

PROCESO:

  1. Imprime la plantilla y recórtala. Dibuja los bailarines en las cartulinas de colores metálicos. Cada bailarín tendrá la cabeza y las piernas de un color y el cuerpo del otro, para que se distingan bien.
  2. Unir las diferentes partes de los bailarines es una parte entretenida, porque cada parte va colgando de un hilo pequeño, así que hay que tener paciencia.
  3. Una vez colgados los bailarines, como más te guste, en los dos palos, estos se cruzarán, como hicimos con el primer móvil.

Como podéis ver, es algo entretenido y un buen momento para pasar ambos progenitores juntos haciendo algo por el bebé. Os recomendamos hacerlo antes de que nazca, porque las primeras semanas son muy caóticas y los papis estamos muy cansados, así que es complicado sacar el tiempo necesario para hacer algo así (solemos preferir dormir, comer o pegarnos una ducha!!).

Ya sabéis que si ponéis en práctica cualquiera de estas opciones, etiquetadnos usando el hashtag #AnidAndoDIY para inspirar al resto de progenitores.