CÓMO DISFRUTAR DEL VERANO DURANTE TU EMBARAZO

Si te ha llamado la atención el título de la entrada al blog de esta semana, probablemente será porque estás embarazada (o tu pareja lo está) y te preocupa los rumores y comentarios que estás oyendo entorno a los riesgos de la madre embarazada durante el verano: “Cuidado con esto, cuidado con lo otro.” “Ni se te ocurra esto, ni lo otro”, “Yo lo pasé fatal con el calor, es insoportable” etc. Y ya para acabar, las recomendaciones contradictorias que puedes encontrar en internet u otras fuentes.

Primero de todo, ENHORABUENA por tu embarazo. Es un proceso único e irrepetible. Es importante poder disfrutar de cada momento. Y sí, se puede disfrutar del verano de forma saludable durante el embarazo.

A continuación, una lista de consejos para hacer de este verano uno de los más especiales de tu vida, para disfrutarlo sin contratiempos ni agobios.

PROTECCIÓN DE LA PIEL Y LAS ALTAS TEMPERATURAS

Protector solar FP50+ siempre que salgas a la calle. Y aplicar de nuevo cada 2 horas, para asegurar que el sol no nos juegue malas pasadas con quemaduras inesperadas, o más manchas en la cara (cloasma) propias de los cambios hormonales en el embarazo.

Los sombreros y gafas de sol son el mejor aliado de las embarazadas durante el verano. Protegen del sol y previenen un aumento imprevisto de la temperatura corporal.

Evita las horas centrales del día, para ir a la playa, piscina y salir a pasear. Durante el embarazo, sufrimos mucho más las altas temperaturas (el embarazo, por sí solo, ya sube la temperatura corporal), por lo que las horas antes de las 11h y después de las 18h son las que más disfrutarás en la mejor compañía.

Sí, son las mismas recomendaciones que a personas que son muy sensibles al sol. Y eso es lo que sucede durante el embarazo. Debido a los cambios hormonales, nuestra piel y cuerpo reaccionan antes al sol y las altas temperaturas.

HIDRATACIÓN

Sí, siempre es necesario mantenerse hidratada, más aún en el embarazo, y más aún en verano porque es más fácil deshidratarse con las altas temperaturas.

La mejor hidratación es el agua y frutas de temporada. Son ricas en vitaminas y minerales. Puedes llevar siempre contigo un termo con agua fresca. Si no eres de beber tanta agua, puedes probar a añadirle trozos de limón, o hierbas refrescantes como la hierbabuena o menta (lávalas bien antes para evitar toxiinfecciones alimentarias). Los refrescos y bebidas azucaradas deshidratan, por lo que no son tan recomendables en este momento.

Bebe acorde a tu sensación de sed. No hay una cantidad específica. No es necesario obligarte. Tu cuerpo te pedirá beber bastante más en esta época. Escucha a tu cuerpo.

DIETA SALUDABLE DE FORMA SEGURA

Más que importante en esta época del año. Favorece sobretodo la digestión, la circulación sanguínea, el estado de ánimo y la salud en general. Es un buen momento para mejorar nuestros hábitos alimentarios.

Este verano, puedes probar a comer menos cantidad y más veces al día, lo que aumentará tu energía durante el día y te facilitará el descanso por la noche. Muchas veces es lo que te pedirá tu cuerpo.

Y sigue las recomendaciones habituales de alimentación segura durante el embarazo.

Si tienes dudas en este tema, te aconsejamos el Taller de Alimentación durante el Embarazo: Mitos y Recomendaciones donde te explicamos al detalle cómo hacerlo de forma sencilla, con toda la información basada en la evidencia científica más actualizada.

ROPA CÓMODA y TRASPIRABLE

Antes hemos comentado el aumento de la temperatura corporal de la mamá durante el embarazo debido a los cambios hormonales. Tu cuerpo está gestando una vida, consumiendo más calorías que antes del embarazo. Por ello, habrás notado que tu sudoración también está en aumento, especialmente en esta época estival.

Ropa cómoda y traspirable es la mejor opción. Vestidos, faldas, shorts, camisetas sin tirantes siempre están de moda en las embarazadas. La ropa de algodón o hilo previene la sudoración excesiva, mientras que la ropa holgada facilita el movimiento a la vez que previene los edemas y pesadez en las piernas.

Calzado cómodo de suela ancha favorece la estabilidad y previene los dolores de espalda. Adiós tacones este verano. Lo agradecerás sin duda.

MANTENTE ACTIVA

Ejercicio diario moderado es una de las recomendaciones estrella para todas las embarazadas. Y no menos en verano. ¿Quieres saber por qué? No te pierdas esta entrada al blog de nuestra compañera fisioterapeuta Laura Mengual: Beneficios de la actividad física durante el embarazo.

Aprovecha los paseos por la orilla del mar, o por un parque natural (son solo algunas ideas). Siempre disfruta de las horas de menos calor. Y acompáñate de buena hidratación.

Durante estos meses de calor, nadar en la piscina y/o playa puede ser una gran opción.

¿ME PUEDO BAÑAR EN LA PLAYA Y PISCINA?

Sí, se puede, por norma general. Si tienes alguna duda, pregunta a tu matrona.

Algunos de los casos en los que no se recomienda son si “has roto aguas”, tienes sangrado vaginal o contracciones uterinas. Pero si sólo has perdido el tapón mucoso, sí puedes pegarte un chapuzón refrescante sin problemas. El tapón mucoso se sigue produciendo. Y te aseguro que no predice que el parto sea inminente. Así que, si es tu caso, sigue disfrutando de la recta final de tu embarazo.

¿CÓMO EVITO LAS PIERNAS HINCHADAS Y/O PESADEZ?

Es una de las molestias más comunes durante el embarazo, y aumenta notablemente en verano por las altas temperaturas. Las mejores recomendaciones son:

  • Una dieta saludable junto con buena hidratación favorece la eliminación de toxinas que favorecen la retención de líquidos.
  • Ejercicio moderado, como pilates, nadar o caminar diariamente, y ejercicios de rotación de los tobillos favorecen la circulación sanguínea.
  • La ropa holgada previene varices y sensación de hinchazón y pesadez en las piernas.
  • Baños de agua fría en la bañera, piscina o playa disminuirán inmediatamente estas molestias.
  • Los pies en alto mientras estás sentada, facilita la circulación sanguínea de retorno. Su enlentecimiento es el que produce el edema o hinchazón en las piernas.

 

Estas son las recomendaciones para hacerte más fácil el verano. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotras.

Y por supuesto, no te olvides de disfrutar.

FELIZ EMBARAZO

María y Mireya

Matronas Valencia