Herramientas de hipnoparto para el verano

En hipnoparto utilizamos la visualización como técnica motivadora del bienestar durante el embarazo y el parto. Para activar dicha visualización, la terapeuta o la pareja de parto, hacen uso  de la palabra, la entonación y el ritmo verbal, para motivar una relajación profunda en la mujer que escucha.

Aquello que se dice y el cómo se dice, no es aleatorio en el hipnoparto. Es importante que las palabras utilizadas, sean signos fácilmente reconocibles por la mujer, para producir la sensación buscada.

Algunos de estos signos se representan a través de la simbología especialmente relacionada con momentos de bienestar, tales como la naturaleza, el silencio, el momento en el que se conoce al bebé, el abrazo con la madre etc… Uno de los símbolos más usados, tanto por la sensación calmada que evoca como por la suavidad y adaptabilidad que representa, es el agua.

Como estamos ya en temporada estival y normalmente el contacto con el agua es mayor durante esta época, he pensado que podría resultarte interesante conocer algunas herramientas para conectar con tu calma, a través del agua este verano cuando puedas disfrutar de tus momentos de ocio en la piscina, en la playa, en el río, o ¡incluso en tu bañera! Por aquí te dejo algunas prácticas:

  • Una de las primeras sensaciones que podemos activar en la visualización  y que está relacionada con el agua, es su ritmo. Sentada, con tus ojos abiertos y tus manos en tu vientre, fija tu mirada en el agua y atiende al ritmo del oleaje, de la caída del agua, de los saltos del río, o del las gotas que salen del grifo de tu bañera y ESCUCHA… tomate unos segundos para parar el ritmo que tuviera tu cuerpo y siente como tu ritmo se acopla a aquello que estás escuchando. Una vez que notes que tu activación ha descendido, es decir, que el ritmo de tu respiración es más suave y calmado, cierra tus ojos. Ahora, pon en tu mente la visualización del lugar en el que estás, y sigue escuchado. Haz este ejercicio durante unos diez minutos. Cuando llegues a casa, esa misma noche, recupera en tu memoria la imagen de ese lugar, con las características de ese momento y SIENTE como tu cuerpo acomoda esas mismas sensaciones. Aquí tienes un anclaje atencional, relacionado con la memoria.
  • Dentro del agua, sumergida hasta tu pecho, TOMA CONCIENCIA de la TEMPERATURA DEL AGUA, nota como tu cuerpo, fácilmente se acomoda a esa sensación y mueve suavemente tus brazos. Cuando estés preparada, cierra tus ojos, y pon atención a tus pies y tus manos, que se mueven suavemente mientras flotas. Siente la temperatura y DISFRUTA. Cuando estés en casa, o en un entorno en el que sientas que necesitas recuperar la calma, sumerge tus manos bajo el grifo, o tus pies en un barreño lleno de agua y  cierra tus ojos, recuperando la imagen de ese lugar junto con esa sensación de calma que grabaste en tu memoria. Esta sería una herramienta de gestión de la activación atencional.
  • Cuando estés en la orilla del mar o en tu piscina, camina suavemente sobre las olas que rompen en la orilla o sobre los charquitos que se forman en el bordillo. Si estás en tu bañera, siéntate en el borde, llena un poquito el suelo de la bañera y pisa el agua (ojo, con cuidado y bien agarrada, tu seguridad es lo primero). Estés donde estés, pisa, contando, tres, entre cada paso. Por ejemplo, pisa el pie derecho, cuento 1, 2,3 piso con el izquierdo y así sucesivamente, piso conscientemente y cuento conscientemente, marco el ritmo de mi caminar sobre el agua. De esta forma, tendrás una herramienta de gestión del ritmo corporal, que podrá serte muy útil en el momento en el que lleguen las primeras oleadas (contracciones) uterinas.

Ya sabes que el hipnoparto, no es místico, es una herramienta de entrenamiento de tu memoria, atención y activación emocional. Cuando más practiques durante tu embarazo, mayor gestión de la situación tendrás.

Espero que estas herramientas te hayan resultado interesantes.

¡Disfruta mucho del verano!

Un abrazo.

Nazaret