¿Cuándo formarse en hipnoparto?

Una de las preguntas que más soléis hacerme las mujeres embarazadas que estáis interesadas en vivir vuestro parto desde la perspectiva del hipnoparto es ¿cuándo realizar el curso? lo que yo suelo responder es que se recomienda realizarlo a partir de la semana 26, pero que depende de vosotras, si lo necesitáis se puede hacer en cualquier momento, siempre va a sumar.

Ésto estaría relacionado con la idea de que a partir de ese momento la mujer inicia  una “etapa psíquica” (Fernandez Lorenzo et al., 2020) en la que comienza a proyectarse como madre, a conectar con su bebé y más tarde a proyectar su parto. Hay mujeres que, por su experiencia previa,  por sus características de personalidad o simplemente porque así lo sienten, desean formarse durante el primer trimestre otras, en las últimas semanas del embarazo. No todas somos iguales, propongo a que seas tú quien decidas cuándo y cómo formarte.

El hipnoparto es una filosofía de afrontamiento vital. Entender que suceda lo que suceda tendrás opción de seguir por el camino que inicialmente decidiste o de tomar otra decisión distinta te da LIBERTAD,  CONTROL, PODER Y CALMA. 

Para que tu preparación sea un camino de disfrute y no un “TO DO” que tachar de una lista, te recomiendo ir poco a poco, sin forzar y apreciando el camino.

Incorporar nuevos hábitos lleva su tiempo y dejar de pensar en lo que NO quieres para pasar a decidir, planificar y visualizar aquello que SÍ quieres en tu vida, no se consigue de un día para otro.

Mi propuesta es que realices el curso completo de hipnoparto en el segundo trimestre, pero si estás en el primero o en el tercero, te dejo por aquí la guía para incorporar el hipnoparto a tu forma de entender el proceso.

En primer trimestre céntrate en saber qué quieres tú, de dentro hacia fuera.

Si estás en el primer trimestre, te recomendaría que te centraras en darte tu propio espacio. Siente, agradece y disfruta de los cambios que comienzan a producirse dentro de ti.

Despacio, sin prisa, incorpora a tu rutina momentos de silencio, momentos de hablarle a tu bebé, escribe un diario o graba tus reflexiones. Esto te ayudará a sacar de tu inconsciente los miedos que tengas, a saber qué te genera ansiedad  y a saber qué sí quieres que suceda.

Entiendo que durante este periodo pueden darse situaciones de incomodidad, fruto de los cambios hormonales, o posibles miedos que tengas por vivencias pasadas, propias o ajenas. Para ello, puedes trabajar un cambio de mirada, prepárate de dentro hacia fuera, y no al revés. Sólo de esta forma sabrás qué si incorporar y qué no incorporar a tu preparación. Te propongo que realices el curso gratuito sobre afrontar el miedo al parto, que tienes disponible en nuestra web. Ve poco a poco conociendo cómo afrontas esta vivencia.

En el segundo trimestre limita la negatividad y trabaja en tu confianza. 

En el segundo trimestre, el posible malestar que sintieras, comienza a diluirse. La ilusión y la incipiente barriguita que va creciendo, hace partícipes a tu entorno de que una nueva vida lleva unas semanas creciendo dentro de ti.

Este periodo es para que cuides tus pensamientos. De esta manera, pon atención al lenguaje que recibes sobre el proceso de embarazo, parto y postparto. Modifica si es que lo necesitas aquellas verbalizaciones que te hacen incomodar o sentirte insegura respecto a tu capacidad de parir y ser madre.

Para ello, limita las conversaciones en las que aparezcan consejos no pedidos sobre el parto, así como las influencias de negatividad.

Es un periodo de crecimiento, un momento creativo, expresa lo que sientas. Puedes realizar el curso de hipnoparto, así como cursos sobre gestión de ansiedad, no guardes para ti aquello que te incomode.

Expresa tus necesidades, Muévete y sigue trabajando en tu calma. Incorpora las autohipnosis así como las afirmaciones positivas, de esta forma, tu mente inconsciente trabajará la proyección de lo que sí queremos. eliminando la idea de lo que no queremos. Fórmate en hipnoparto.

Es importante que le hagas partícipe a tu pareja de lo que quieres que suceda.  y de que seas consciente de la manera que él o ella tienen de entender el parto.

En el tercer trimestre proyecta que quieres el día de tu parto y visualízate capaz y disfrutando del momento. 

En tercer trimestre proyecta tu parto. Elige que sí quieres y a partir de ahí elabora tu plan de parto, habla con tu pareja de parto sobre qué necesitarás y comienza a incorporar la visualización de ti misma en ese momento, desde la calma. Trabaja en conocer qué te genera bienestar. En el parto deberás buscar encontrarte bien, mejorar tu postura, mejorar tus sensaciones y disfrutar de la fiesta de bienvenida de tu bebé. Pero para ello debes saber qué te gusta. De esta forma, conoce el proceso de parto, visualízate a ti misma en cada una de las etapas, conoce las respiraciones, movimientos y trabaja con tu pareja en los “qué hacer sí” y disfruta.

El hipnoparto te hace ser consciente de la LIBERTAD y el CONTROL que tienes, sobre cómo afrontar lo que suceda. 

Como puedes ver, el hipnoparto no es una lista de herramientas para aplicar el día del parto “y ya”. El hipnoparto te ayuda a tomar el control de lo que te suceda. Puedes incorporar las visualizaciones, afirmaciones, relajaciones, respiraciones y demás tips, en cualquier momento.

Si tienes que decidir cuándo formarte en esta técnica, recuerda: Cada mujer es única, solo tú tienes la respuesta. Escúchate y decide si quieres tomar las riendas de lo que te suceda, con confianza y calma, o si prefieres esperar…es tu decisión y estará bien.

Si estás en las últimas semanas y dudas de si ya el hipnoparto “te hará efecto o no”, te diré que ¡por supuesto!, porque un cambio de mirada puede darse en un segundo. Si te preparas desde el primer momento, te saldrá más fácilmente, pero no implica que por formarte más tarde, no vayas a disfrutar de los beneficios de esta practica.

No subestimes tu capacidad. Si estás decidida, adelante y si quieres ayuda,  ¡aquí me tienes!

Un abrazo.

Nazaret.

 

Referencias: Fernandez Lorenzo, P., Olza, I., & Carmona, S. (2020). Psicología del embarazo (1.a ed.). Sintesis SA.