Utensilios prácticos para la Alimentacion Complementaria

Hoy os presento una serie de utensiolos prácticos que quizá necesitéis si vais a iniciar la alimentación complementaria, basados en mi experiencia como madre y pediatra, y en las recomendaciones de las familias a las que he asesorado. ¡Si crees que algún otro producto debe estar en esta lista, no dudes en escribirme a info@anidandocrianza.com!

Trona evolutiva Safety 1st: en mi opinión es la trona evolutiva que mayor calidad-precio tiene. Se adapta al crecimiento del bebé, permite que a medio plazo se suba y baje de forma autónoma y además se adapta a diferentes circunstancias porque lleva incluida la bandeja, pero también puede quitarse y ponerse como silla alta en la mesa familiar. Respecto de la seguridad, lleva un arnés de 3 puntos pero también una barra de sujeción que puede quitarse, (como sabéis, atar a los bebés con el arnés no es lo más recomendable) y la base es lo suficientemente ancha como para que no se vuelque fácilmente. Tanto el asiento como el reposapiés son regulables. Es bastante fácil de limpiar y es duradera.

 

Cucharas: el tema de las cucharas es controvertido, así que os dejo varias para que las podáis comparar. Probablemente no hará falta que compréis cucharas especiales y aprenderán igualmente a comer con cucharas, pero en todo caso, pueden ser interesantes dependiendo de vuestra situación.
Estas, de Munchkin, son útiles porque no necesitan tanto juego de muñeca del bebé, así que puede que facilite el agarre, y sirve para ambas manos.
Cucharas largas para potitos: lo bueno de estas cucharas es, por un lado, que al ser largas entran en cualquier bote. Por otro, hay muchas en el paquete y eso permite que le demos una al bebé, que se caigan, etc.
Cucharas auto-rellenables: pueden ser muy útiles para dar lactancia materna en determinadas situaciones como cuando la madre se incorpora y no admite e biberón, por ejemplo.
– Estas otras cucharas con control térmico pueden ser útiles también, sobre todo para los triturados.
– Cucharas y, en general, cubiertos de Ikea, línea FABLER. Si los preferís de plástico, la línea KALAS.

Boles: es otro objeto en el que hay gran cantidad de oferta. La mayoría de platos “de BLW” tienen diferentes compartimientos, como este, suelen ser bastante planos, de silicona y con ventosa o capacidad de sujetarse a la mesa, pero probablemente no sea necesario. Platos normalitos nos pueden valer, si queréis alguno específico con ventosa os dejo estos boles de Munchkin  y estos otros boles y platos con control térmico que pueden venir bien con los triturados.

Vasos: podéis usar de cristal, pequeños (de chupito o de cortado), pero para el inicio quizá sea más adecuado usar vasos de plástico, como estos vasos que se adaptan muy bien, o bien los vasos de aprendizaje antiderrame que tenéis a continuación.

Vaso de aprendizaje antiderrame: es un vaso de aprendizaje de verdad, porque no arenden a chupar de una boquilla succionando, aprenden a beber al presionar con el labio superior en la válvula de silicona de la tapa, y sólo entonces el contenido sale. ¡Y es perfecto para dejar en la mesita en peques más mayores y no tener imprevistos por la noche o con los deberes!

Recipiente porta-snacks: otra idea antiderrame genial de Munchkin, que facilita que puedan ser autónomos pero sin generar suciedad ni despilfarro, y además conservando la comida limpia y en su estado adecuado. Puede ir lleno en el bolso y no se saldrá.

Baberos: aquí también existen diferentes opciones: los normales de toda la vida, los que son de silicona con bolsillo, sin mangas  y los flexibles de tela con bolsillo y mangas, que suelen ser de manga larga y evitan que se manche el bebé (pero en verano dan calor, aunque en verano hace menos falta el babero porque podemos darle de comer sin ropa). También existen baberos desechables, que son muy cómodos para llevar en el carro y solventar una emergencia.

Bandeja recogealimentos: es una especie de aro que se coloca alrededor del bebé, y lleva incluido un babero que se pega con un velcro al aro, de tal forma que es difícil que se escape comida. Si queréis el babero por separado para tener un repuesto (le cuesta secarse) aquí tenéis el enlace

Cubitera para congelar triturados: con estas cubiteras de 90 ml podéis congelar los triturados en cantidades adecuadas y ocupar menos espacio que con los tarros. Además, tienen tapa, que aíslan el contenido de olores o contaminaciones.

Moldes de helados: estos en concreto llevan tapa (perfecto porque los aísla mejor de olores o contaminantes) y se desmoldan muy fácilmente.

Alimentador de silicona: si bien no es el artilugio más querido por quienes defendemos el BLW, puede ser útil en algunas familias que quieren o necesitan ofrecer algún alimento antes de que se cumplan los requisitos. En comparación con la redecilla, el alimentador de silicona es mucho más higiénico, pero hay muchos en el mercado que tienen menos fiabilidad, por eso os recomiendo este.

Bolsas para fruta/potitos: son muy útiles y limpias, y estas se pueden reutilizar y son más fáciles de limpiar que las que se rellenan por el final o por un agujero