PINZAMIENTO TARDÍO DEL CORDÓN UMBILICAL: preguntas más frecuentes

Durante todo el embarazo, el cordón umbilical es el nexo de unión entre mamá y bebé, es la vía por donde la mamá manda oxígeno y nutrientes a su bebé para crecer y desarrollarse. Es una pieza clave en todo el embarazo. Inmediatamente tras el nacimiento, el/la bebé inicia la respiración y el cordón umbilical continúa bombeando sangre durante minutos, hasta que deja de latir. Le continúa aportando oxígeno y nutrientes, sirviendo de apoyo durante la transición a la vida fuera del útero. Es en este momento clave, que la placenta manda células madre al bebé. Se calcula que la sangre bombeada durante los primeros 5 minutos tras el nacimiento, puede representar hasta un 30% del volumen total de sangre en un recién nacido. ¿Es mucho, no? Imagínate si continúa latiendo más tiempo aún.

En los años 50 del pasado siglo, sin ninguna evidencia científica detrás, se comenzó a pinzar el cordón umbilical de todos/as los/las bebés nada más nacer. Se pensaba (repito, sin evidencia científica) que podía ocasionar ciertos problemas en las criaturas al nacer. Gracias a numerosos estudios científicos realizados en las últimas décadas, esta práctica ha quedado obsoleta. A día de hoy, en todas las guías de práctica clínica nacionales e internacionales, el pinzamiento tardío del cordón es la recomendación en casi todos los nacimientos.

Pero seguro que te queda alguna duda por resolver. Aquí te respondo a las preguntas más comunes. Si no está la tuya, no dudes en escribirla en comentarios. Desde Matronas Valencia te la responderemos muy gustosamente.

¿QUÉ ES?

El pinzamiento tardío del cordón se define como el pinzamiento de 1 a 3 minutos tras el nacimiento del/de la bebé. En cambio, el pinzamiento óptimo se define como aquél que se realiza cuando el cordón ha dejado de latir completamente, cuando ha dejado de realizar su función. Cada vez más estudios científicos resaltan los beneficios de un pinzamiento óptimo. En el Reino Unido, éste último es la norma bajo el lema de “Wait for White” (espera hasta que esté blanco). Ese color muestra el fin de su función.

Por ello, el resto del artículo hablaré del pinzamiento óptimo del cordón umbilical.

¿EN QUÉ NACIMIENTOS SE RECOMIENDA?

En todos los nacimientos. Los/las bebés que más beneficios reciben de esta práctica son los prematuros, los bebés nacidos con bajo peso, aquellos nacidos con cardiopatías congénitas, además de todos aquellos bebés a los que les cuesta hacer la transición hacia la respiración pulmonar, hacia la vida fuera del útero.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

El recién nacido que recibe un pinzamiento óptimo del cordón (hasta que deja de latir), se beneficia de:

Una mejor y más suave adaptación a la respiración pulmonar, con mejores niveles de saturación de oxígeno en sangre y una perfusión óptima de los tejidos.

Mantener mejores niveles de oxígeno y glucosa durante la transición a la vida fuera del útero.

Un nivel óptimo (fisiológico) de células madre.

Reservas de hierro óptimas hasta el año de vida.

Favorecer las habilidades motoras y finas.

Reducción de las pérdidas de peso en los primeros días de vida.

En los bebés prematuros y/o de bajo peso, una reducción del riesgo de hemorragia intraventricular, enterecolitis necronizante, sepsis tardía o necesidad de transfusión sanguínea.

En los recién nacidos con cardiopatías congénitas, disminuye significativamente la necesidad de transfusión.

¿TIENE ALGÚN RIESGO?

Los estudios científicos más actuales responden de forma contundente con un “No”, no tiene ningún riesgo para los/las recién nacidas/os ni para sus madres.

¿Y SI EL/LA BEBÉ NACE CON VUELTAS DE CORDÓN?

Se calcula que entre un 30 y un 40% de los bebés nacen con vueltas de cordón. La maniobra de Sommersault es la recomendación óptima para facilitar el nacimiento sin necesidad de pinzar y cortar precozmente el cordón umbilical del/de la bebé, lo cual conlleva sus riesgos.

¿Y EN CASO DE CESÁREA?

, no hay contraindicación. De hecho, en las guías de práctica clínica nacionales e internacionales es la norma en todas las cesáreas.

¿ES COMPATIBLE CON LA DONACIÓN DE SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL?

No, no es compatible. Una vez el cordón umbilical deja de latir, se podría extraer una pequeña cantidad de sangre, muy inferior a la necesitada en el pinzamiento óptimo del cordón.

¿CUÁNDO NO ESTÁ RECOMENDADO REALIZARLO?

Algunos bebés muestran verdaderas dificultades para adaptarse a la vida fuera del útero. El pinzamiento óptimo del cordón está contraindicado en aquellos nacimientos donde el cordón umbilical nace blanco, sin flujo sanguíneo, y el/la bebé con una frecuencia cardíaca menor de 60lpm.

Los últimos estudios científicos muestran los beneficios de iniciar la reanimación cardiopulmonar de los recién nacidos en contacto piel con piel con su madre junto con un pinzamiento óptimo del cordón. Esta práctica aún no está universalmente integrada en los protocolos de todos los hospitales, pero poco a poco el cambio se está realizando. De hecho, ya está en proceso de prueba diversa tecnología que facilita dicho proceso.

 

Desde Matronas Valencia deseamos que esta entrada te haya sido útil. No dudes en usar el apartado de comentarios, o ponerte en contacto con nosotras para resolverte cualquier duda.

 

REFERENCIAS

www.pinzamientooptimo.org

www.bloodtobaby.com