GASES Y BEBÉS

Un día estas embarazada y al siguiente tienes un bebé. ¡ Enhorabuena mamá! y de repente te encuentras con una personita sin manual de instrucciones, que su forma de comunicación es el llanto.

Puede que veas que tu bebé  se encuentre incómodo, se retuerce y se tira pedetes. Se estirará y encogerá las piernas, estará llorón y sacarlos aliviará su malestar. Si es así puede que tu bebé esté padeciendo gases. Un proceso común, nada grave. pero molesto. Todos necesitamos echar los gases. Y los bebés más. Tanto en lactancia materna como de fórmula ( si bien es cierto que la lactancia materna acumulan menos si la succión y el agarre es bueno). Puedes hacerlo en medio de la toma (entre pechos por ejemplo) y al finalizar.

¿por qué podría un bebé acumular gases?

  • Dada la inmadurez de su sistema digestivo.
  • No expulsar gases entre tomas.
  • Mala succión que haga que trague más aire.
  • El llanto también puede hacer que traguen aire.
  • Problemas intestinales como estreñimiento, cólico del lactante, algún virus estomacal…
  • También puede tener relación con alguna intolerancia, como a la proteína de vaca ( por la dieta de la madre o la leche de fórmula). Consulta a tu pediatra.

 

¿Qué podemos hacer para ayudarles?

  • Procura utilizar una buena posición durante la lactancia. Un buen cierre hermético de la boca hace que entre a penas aire. Si mientras come esta molesto no esperes a que acabe la toma, saca los aires y continua.
  • Si das biberón, vigila que el agujero de la tetina sea del tamaño suficiente para que no le cueste tomar la leche ni lo haga rápidamente.
  • Las tomas deben ser relajadas, que no esté nervioso ni con ansia.
  • Ayúdale a expulsar aires. Existen posiciones que le facilitarán el proceso.
  • Aplica calor en la tripa, ya que tiene un efecto calmante y analgésico Puedes utilizar mantas o arrullos, o alguna almohadilla especial.
  • Ejercicio de la bicicleta. Tumbado boca arriba, muévele las piernas modo una bicicleta suavemente, como si estuviera pedaleando. O las dos piernas juntas hacia arriba.

     

 

¿Qué posiciones utilizar?

Es importante que el bebé no esté encogido. Sujeta al bebé erguido con la cabeza recta. Daremos palmaditas en la espalda. Podemos combinarlo con caricias de abajo hacia arriba.

  1. Boca abajo sobre tu antebrazo, o sobre tus rodillas.

   

2. Sentado con las piernas cruzadas, y balancearse ( yo uso la fitball también).

3. extendido con la cabeza en tu hombro.

 

4. Recto, cerca de tu pecho.

 

5.  Otra práctica que puedes realizar es balancearlo hacia delante y detrás, suave ( a mi personalmente me funciona muy bien).

 

 

Otra herramienta que os recomiendo es realizar masajes abdominales, útiles además en estreñimiento, y cólicos del lactante.

Escoged aquella postura en la que vuestro bebé y vosotros os sintáis más cómodos, y os resulte más cómoda y práctica.