DOLOR EN EL POSTPARTO

La cuarentena después del parto es el periodo de tiempo que va después del parto hasta los 40 días aproximadamente. durante este tiempo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios encaminados a recuperar la normalidad, van cicatrizando las heridas, y se adapta a la llegada del bebé. Sin embargo, no todo acaba en estos 40 días. De hecho, hay molestias y dolores muy habituales en el postparto susceptibles de tratamiento en fisioterapia.

 

Lesiones del suelo pélvico.

Los desgarros, episiotomías… pueden mantener un dolor en la zona perineal, además de cursar con lesiones musculares, sobreestiramientos, contracturas, hipotonías… Lo ideal es acudir a un especialista de suelo pélvico, te realice una revisión y te recomiende como iniciar la actividad deportiva según tu estado.

Diastasis abdominal. 

Se refiere a la separación de los músculos rectos abdominales.  Esta situación puede resolver por si misma en 8 semanas, pero si existe daño en el tejido que los une, y no se resuelve solo, puede dar dolor lumbar y torácico, problemas de suelo pélvico (por su relación sinergista), incontinencias… y debido a la falta de competencia abdominal puede asociarse a hernias y prolapsos. Por ello, del mismo modo que es necesario una valoración de la musculatura perineal, también la exploración de la competencia abdominal y su sincronismo con el periné puede prevenir problemas a corto y largo plazo.

 

 

Coxigodinia.

El cóccix es el final de la columna, donde además se insertan músculos del suelo pélvico. La coxigodinia se refiere a los síntomas relacionados con dolor intenso en la punta del cóccix, aumentando sentado, y a la palpación. En algunos casos la inflamación de los ligamentos que pueda haber ocurrido en el parto desaparece espontáneamente. pero en otros casos es necesario tratamiento, por ello si es tu caso no lo descuides y pide ayuda porque se puede resolver.

 

 

Sindrome del nervio pudendo. 

En este caso hay una compresión del nervio que se encarga del suelo pélvico. Además de dolor se siente entumecimiento, o sensación de ardor en la zona del periné. Empeora al sentarse.

Dispareunia. 

Este término hace relación al dolor durante las relaciones sexuales, y las causas podrían ser problemas de los mencionados anteriormente.

Ingurgitación mamaria o Mastitis. 

Dureza de las mamas. Inflamación del seno por obstrucción de los canales galactóforos. Lo importante en estos proceso es que fluya la leche. si no hay fiebre, un fisioterapeuta puede darte una ayuda extra drenando la mama y enseñándote masajes para casa.

 

 

En conclusión, existen mujeres con postpartos muy buenos sin dolor y otras con algunas complicaciones. No te preocupes, acude a un fisioterapeuta de suelo pélvico y te ayudará con tu dolor. Y mi consejo es que, aunque no te duela nada, acude, como prevención, invertirás en salud.