Welcome to our Nursery School!
123, New Lenox Chicago, IL 60606

Tag: psicoeducación

Cómo nutrirte de las experiencias de parto de otras mujeres.

Cómo nutrirte de las experiencias de parto de otras mujeres.

Siempre recomiendo a las mujeres que se preparan para su parto con hipnoparto, evitar la lectura de historias de parto de otras madres especialmente aquellas historias tan cargadas de sensacionalismo, que tanto podemos encontrar en internet.

Por supuesto que conocer las experiencias de otras mujeres, especialmente las de aquellas que han vivido su parto de forma activa y tomando sus propias decisiones, pueden ayudar a otras madres a sacar su propia voz y elegir lo que más se adapte a ellas, especialmente a las que les cueste más exponer y mantener sus propios deseos por el miedo al qué pensarán de ellas.

Mi recomendación nace de la idea de que es muy probable que aquellas personas que compartan sus historias lo hagan desde sus propias experiencias, objetivos y motivaciones.

Es muy probable que la narración de su parto a posteriori, venga mediada por el estado de ánimo que mantengan en ese momento y por el procesamiento mental que han hecho de la historia en base a sus propios esquemas que muy probablemente, se encuentren limitadas por el deseo de aceptación social en cumplimiento con lo que se esperaba que sintieran al pertenecer a un grupo u otro, somos humanas y funcionamos así, la pertenencia importa y mucho.

El lenguaje que esta mujer utilice en su narración vendrá también mediado por sus experiencias previas, su formación, grupo de referencia, cultura…por tanto…si no compartes esa misma “simbología social”, puedes verte influida por otras formas de hacer y olvidarte de lo que verdaderamente deseas tú y se adapta a tus verdaderas necesidades porque te pierdas un poco en la emocionalidad de esta narración. A mí también me pasó en mi primer parto y por eso viéndolo con perspectiva y habiendo estudiado cómo funciona nuestra “psicología social”, te diría que experiencias de otras mujeres SÍ, pero elige bien las fuentes y el medio en el que están:

  1. Acude a grupos de crianza presenciales u online, de personas que compartan tus mismos intereses. Asociaciones como “el parto es nuestro” mantiene grupos de madres en los que puedes exponer tus necesidades en referencia al embarazo, parto y crianza, sin ser juzgada por las demás, recibiendo apoyo e información, sin juicio. Estos grupos terapéuticos te ofrecerán, desde la horizontalidad en las relaciones entre miembros que comparten un mismo entorno social, perspectivas e información sobre cómo tener el parto que deseas en el entrono que te es cercano. Por aquí te dejo el link en el que podrás encontrar un grupo de apoyo cercano.  https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/posparto/redes-de-madres-grupos-de-apoyo
  2. No escuches historias de parto de personas a las que tú no les hayas pedido explícitamente que te las cuenten. Ya habrás podido comprobar desde que estás embarazada, que todas las mujeres que han sido madres, tienen el impulso de contarte su parto y en la mayor parte de los casos, no fue como el que deseaban. Cuida la información que recibes y evita ser “el cubo de basura” de las otras personas. Te propongo que simplemente expongas: “Mi deseo es vivir mi parto de forma única y libre de experiencias de otras personas, si no te importa, cuando nazca mi bebé estaré encantada de escuchar cómo fue tu experiencia”. 
  3. Si deseas conocer cómo es un parto, ve vídeos de partos. Tras su visionado, reflexiona: ¿esto que he visto va conmigo? ¿Cómo me siento? Si eso que has visto te ha gustado, busca información sobre los lugares que tengan una filosofía de atención al parto similar a esa, fórmate y trabaja desde dentro tus propios deseos. Te dejo por aquí un link en el que podrás visualizar diferentes tipos de parto https://www.kghypnobirthing.com/hypnobirthing-videos/birth-videos/
  4. Experiencias narradas por profesionales del parto, como por ejemplo las que se exponen en la “Guía del nacimiento” de Ina May, te aportan información y explicación con base científica y empírica sobre cómo cuidar el entorno de parto y cómo favorecer los procesos fisiológicos, desde la experiencia de haber visto “desde fuera” muchos partos, sin duda un “must” para toda mujer embarazada.

Recuerda que no es lo que te pasa, sino lo que te dices sobre lo que pasa, lo que marca la diferencia. Pero para poder darte un sentido propio y elegir lo que quieres, primero debes identificar tus opciones, tus deseos y cómo esperas sentirte cuando dentro de unos meses recuerdes tu parto.

El hipnoparto te ayuda a saber que no necesitas que nadie te empodere, porque nadie te tiene que dar el poder,  tú ya lo tienes, solo debes elegir usarlo.

Un abrazo.

Nazaret

Fuentes consultadas:

  • Cialdini, R. (1983, 1984). Influence. The Psychology of Persuasion. Revised Edition. HarperCollins.
  • García, G. (2009). Cuerpo y narrativa: una aproximación etnográfica al proceso de atención del embarazo, parto y puerperio de mujeres viviendo con vih en la ciudad de Buenos Aires. Horizontes Antropológicos15(32), 247-272.
  • Morales, J.F. y Huici, C. (2000). Psicología Social. Ed. McGraw-Hill. Madrid.
  • Rivas, M. & López, M. (2012). Psicología social y de las organizaciones. Manual CEDE de Preparación PIR, 11. CEDE. Madrid.